Nuestro Proyecto Educativo


Los Garabatos de Montessori nace con la intención de promover y aplicar los principios educativos de la educación Montessori con la intención última de facilitar un cambio en el sistema educativo y, a la larga, en el sistema social. La base del proyecto es la filosofía y pedagogía de María Montessori, que se ocupa de la formación integral de Seres Humanos más conscientes y felices, desde la concepción hasta la madurez, que trabajan en el marco de una educación para la Paz. Es un espacio de educación activa, con un ambiente cálido, seguro y estimulante, para el desarrollo sano, feliz e integral para peques de 0 hasta los 6 años.

Los principios de la pedagogía Montessori que vamos a seguir se basan en:

  • • Proporcionar un ambiente que fomente el trabajo con propósito en el salón Montessori y la experimentación como herramienta básica de aprendizaje, donde niños y niñas construyan sus propios conocimientos trabajando con los materiales Montessori, según su ritmo y necesidades individuales.

  • • Crear un ambiente preparado, cálido, natural y estimulante con materiales estructurados por espacios para la autonomía en la vida práctica, desarrollo sensorial, juego simbólico, expresión plástica y musical, lectoescritura, pensamiento matemático, vida natural y social, huerto, cocina, zona de descanso, biblioteca, juegos de jardín y círculo con asamblea, danzas, canciones, teatro y cuentos.

  • • Favorecer la autonomía, el esfuerzo y la creatividad, con el uso de materiales y actividades según necesidades individuales y de grupo.

  • • Acompañar en su desarrollo a los alumnos, proporcionándoles herramientas y materiales para así poder ir construyendo sus propias habilidades y aprendizajes.

Ambientes Preparados


El método Montessori es muy conocido en otros países pioneros en el ámbito educacional. Dicho método pedagógico fue desarrollado por la doctora María Montessori a partir de la observación del comportamiento de los niños en un aula. Llegando a la conclusión de que la correcta educación para un niño es aquella que se desarrolla en libertad por medio de un aula preparada correctamente. Dicha doctrina se basa en el respeto hacia el niño y su capacidad de absorción de todo lo que le rodea. Nuestro proyecto tiene como objetivo principal, el ayudar al niño a descubrir y alcanzar su potencial innato como ser humano, en un ambiente pensado y preparado.

Las características principales de un aula Montessori son: espacios amplios y diáfanos para que el niño pueda explorar y no estar atado a lo que no le pide su instinto innato por conocer lo desconocido; espacios con edades mixtas ya que la edad no es la referencia más adecuada para juntar a los niños. Con este método los grupos se forman en base a competencias que le llegarán al niño cuando sea su momento; y por último materiales dispuestos a su alcance y con libertad de su utilización.

Los espacios con las que cuenta nuestro proyecto son:

  • Nido: espacio lleno de paz y calma. Desde los 4 meses hasta que el niño camina de manera autónoma y segura. En este tipo de espacio los bebés podrán explorar y conocer el mundo. Es un espacio seguro y en calma, donde las Guías hablan en tono bajo, no hay prisas y los peques marcan sus propios ritmos. Nuestro propósito es que sea como su segundo hogar y se sientan queridos y acompañados. Cada detalle es seleccionado teniendo en cuenta su nivel de desarrollo, por lo que los materiales y actividades son apropiadas para los bebés.

  • Comunidad infantil: aprenden a través de los materiales Montessori y las actividades diarias que la Guía les muestra. Desde los 15 meses hasta los 3 años. Es un espacio en el que exploran un mundo creado especialmente para ellos. Es un ambiente seguro y simple que permite que los niños se muevan libremente y donde ellos mismos eligen su ritmo de aprendizaje. Todos los detalles están elegidos concienzudamente, la luz y los sonidos, la altura del mobiliario, el tamaño de las sillas, el aseo o la cocina. De esta manera se pretende que los pequeños fortalezcan su sentido de la autoestima y un desarrollo óptimo, mientras desarrollan el lenguaje y adquieren hábitos que les hacen cada vez más independientes y sociales.

  • Casa de niños: acoge a niños de 3 a 6 años de edad. Se trata de un espacio adaptado a todas sus necesidades de desarrollo y crecimiento, acompañados de una Guía Montessori durante su aprendizaje. Se da importancia al trabajo en equipo, donde los mayores ayudan y enseñan a los pequeños, quienes se sorprenden y aprenden de sus compañeros. Los niños pueden trabajar en el ambiente con materiales y actividades de vida práctica, sensorial, cultural, matemática y lenguaje. Pueden leer y mirar cuentos en la zona de lectura, dirigirse al área de relax o explorar en la zona de ciencias.

Áreas de Aprendizaje


Vida Práctica


Para nosotros este área es el más importante, aunque todas son estrictamente necesarias para la vida y desarrollo de los niños. Cada una de estas actividades tiene un doble objetivo, guiar al niño en actividades comunes del día a día y desarrollar otras funciones como la coordinación viso-motora, la concentración, la responsabilidad o la estructuración. De esta manera los alumnos trabajan normas de cortesía a la vez que controlan su autonomía a la hora del aseo personal o de la comida.

Sensorial


El objetivo principal de las actividades sensoriales es ayudar a los pequeños a centrar y entender toda la información que les llega por los cinco sentidos. Estas actividades se emplean para desarrollar, ordenar, aplicar, ampliar y perfeccionar la percepción sensorial.

Cultural


En esta área, la guía presentará a los niños materiales que les ayuden a construir sus conocimientos de geografía, historia, botánica y arte en general. El objetivo es que el niño tenga la capacidad de aprender por sí solo sobre la cultura general y el arte. También se realizan actividades de grupo y arte creativo.
Es importante motivar la investigación y el descubrimiento. Las ciencias y la cultura desarrollan este amor por descubrir situaciones nuevas, utilizar su propio cuerpo o materiales Montessori con el fin de investigar e incentivar el deseo por sorprenderse con la madre naturaleza. Un huerto es una buena manera de que los niños se familiaricen con las cosas naturales y, además, desarrolla sus destrezas y su mente.

Lenguaje


Utilizamos el lenguaje para comunicarnos y para transmitir nuestras necesidades, por lo que los más pequeños con los diferentes materiales podrán desarrollar este área. Con el empleo de canciones, cuentos, poesías, historias, o incluso con las conversaciones del día a día, somos capaces de responder a esta necesidad de comunicación.

Matemáticas


Nuestra intención es enseñar la matemática básica a los más pequeños con ejercicios prácticos, a la vez que sensoriales. Este área es importante que lo desarrollen los niños ya que les ayuda a organizarse y a limpiar sus mentes, por lo que tenemos que exponerlo de una forma clara, concisa y accesible para que sirva de estímulo y motivación para ellos. Además, es necesario ayudarles a familiarizarse con los números, las cantidades, las formas y los colores, entre otras cosas, para que se desarrollen correctamente.

Copyright © Los Garabatros de Montessori 2015 - 2018 .Todos los derechos reservados. Develop NASUS Publicity S.L.